Charlatán

(Del it. ciarlatano).
1. adj. Que habla mucho y sin sustancia. U. t. c. s.
2. adj. Hablador indiscreto. U. t. c. s.
3. adj. embaucador. U. t. c. s.
4. m. y f. Persona que se dedica a la venta ambulante y anuncia a voces su mercancía.
            He decidido honrar mi blog con una serie de artículos relacionados con algunas celebridades que he ido encontrando en mi camino. Ya he hablado del bueno de Jeffrey Smith, así que lo dejaré en paz, al menos por un rato (aunque debo reconocer que es mi favorito, para los que no lo conocen lean el post “Superman al rescate”). En esta ocasión les hablaré de mi más reciente descubrimiento: la Dra. Huda Clark.
            Se que muchos de mis lectores son unos ignorantes de primera, así que los iluminaré. La Dra. Huda Clark es la investigadora que descubrió la cura para el cáncer. Y cuando digo cáncer me refiero a TODOS los tipos de cáncer. Así que más respeto.
Huda Clark nació en Canadá, y según información extraída de su página web, hizo un doctorado en fisiología. Aparentemente estaba algo apurada, así que obtuvo su doctorado en sólo dos años. No hay lista de publicaciones científicas, excepto por sus siete libros de los cuales no me atrevería a calificar de científico a ninguno de ellos. La Dra. Clark hizo investigación independiente financiada con fondos del gobierno de los EEUU durante un tiempo, aunque por alguna razón se quedó sin fondos para seguir investigando. Dice en su página web que por esos años (1974) los fondos federales para investigación fueron eliminados y tuvo que dejar su posición en la Universidad de Indiana. No lo investigué, pero tengo la impresión de que SUS fondos fueron eliminados. Después de eso obtuvo su grado de Naturópata (que raro, el diccionario de Word no encuentra esa palabra…la voy a omitir, me niego a agregarla al diccionario) en la Universidad Clayton de Medicina Natural. Después de eso comenzaría su investigación independiente para curar primero enfermedades infecciosas y luego, el cáncer.
Su primer gran logro fue el desarrollo del zapper. Según información de su página web, “el zapper sirve para electrocutar patógenos” (sic). Inicialmente debía “sintonizar” el zapper para matar diferentes patógenos, pero su hijo le construyó uno portátil tan efectivo que funcionaba sin tener que sintonizar. O sea, una máquina para electrocutar patógenos de amplio espectro. Posteriormente desarrollaría su instrumento más importante: el sincrómetro.
El sincrómetro es un aparato que sirve para hacer diagnóstico y tratamiento. Detecta el patrón de vibración de cada cosa dentro del cuerpo (un órgano, parásitos, tumores) y puede ser sintonizado a esa frecuencia para eliminarlos, en el caso de los patógenos o tumores. Este revolucionario equipo fue sometido a pruebas de laboratorio de manera independiente, pero todas ellas fracasaron. Según la página web de Huda, esto ocurrió por que su sincrómetro, construido en casa, “era demasiado preciso para los equipos de laboratorio convencionales” (sic).
Evidentemente Huda abrió una clínica que prometía curar cualquier tipo de cáncer. Entre sus pacientes estaba Mercedes Ponzarelli, a quien hace poco le habían diagnosticado un osteocarcinoma en la cadera. Sus médicos le pidieron iniciar lo antes posible la quimioterapia para poder reducir el tamaño del tumor antes de la extirpación quirúrgica. Era un tratamiento para el cáncer, pero no prometían curarla. En cambio, Huda Clark le prometió curarla del cáncer. Mercedes se puso en manos de Huda, quien primero le pidió que dejara su casa, ya que las cañerías eran de cobre y el agua de la casa estaba contaminada con cloro. Una de las hijas de Mercedes, preocupada por la decisión de su madre, la fue a ver para convencerla de dejar el tratamiento. La encontró viviendo en un motel recomendado por la clínica de Huda, le faltaban 10 dientes y le hacían beber agua de un pozo. Debía tratarse con tres instrumentos de Huda: el sincrómetro, el zapper y el ozonómetro. De todos los pacientes que vivían en el Motel, ninguno sabia como usarlos. Cuando le preguntó a su madre por que le faltaban dientes, esta contestó que Huda había detectado contaminación con Polonio y Uranio en uno de sus dientes, el que había contaminado a otras piezas dentales, por lo que las removieron. A pesar de todo, Mercedes siguió en este tratamiento hasta que Huda le comunicó que estaba curada. En cuanto salió del tratamiento de Huda, Mercedes fue llevada a un médico oncólogo. Tras los exámenes se encontró que el tumor había crecido y había hecho metástasis. Mercedes murió al poco tiempo, a los 66 años.
La página web de la Dra. Clark lamenta comunicar que Huda Clark murió el 3 de Septiembre de 2009, a la edad de 80 años. Sin embargo, dice la página, su legado a la humanidad quedará como reflejo de su entrega abnegada al conocimiento y a proveer una cura para el cáncer, a pesar de los injustos ataques de “enemigos profesionales y agentes del gobierno”.
Anuncios

13 comentarios sobre “Charlatán

  1. En mi opinión. Si se me permite. Tú sí que eres un charlatán.
    Solo comentas lo que te interesa comentar.
    ¿Cuantos pacientes hasta sanos se carga la medicina tradicional??
    Probablemente esta buena señora que en paz descanse ya estaba predestinada a morir de cáncer hiciera lo que hiciera la medicina.
    Te aseguro que le doy más opciones eliminando metales pesados, alimentándose bien símplemente con hortalizas (a parte del resto de comidas normales se entiende) altamente alcalinizantes porque el cáncer normalmente viene después de un largo proceso de acidificación orgánica), y por supuesto y fundamental usando el ozonizador para purificar el organismo. A parte de otras cosas.

    Al menos Hudda lo intentó. La medicina tradicional la hubiese achicharrado.. Generando más depósitos venenosos que al final, aunque la hubiesen mantenido un poco, la hubieran terminado matando sí o sí.
    Me podría extender más. Pero de entrada podrías leer un poco sobre el organismo y entenderlo.

    (A veces es bueno leer un poco)

  2. Hola Anónimo,

    Huda Clark estafaba a la gente. Así de sencillo. Vivia a costa de vender esperanza inexistente a gente gravemente enferma, usando teorias descabelladas y tratamientos inhumanos ¿te parece bien eso? A mi me parece mal, muy mal.
    Y por cierto, en general la gente comenta de los temas que le interesan…no me interesa la TV, por eso no hablo de TV. Si me interesa la ciencia, por eso hablo de ciencia. No te parece lógico que la gente hable de las cosas que le interesan? Bien curioso tu comentario…saludos, anónimo.

  3. A la persona que dice que al menos lo intento y que de cualquier forma ella hubiera muerto. No soy doctor, pero creo que es cierto que la medicina no cura el cáncer al cien por ciento, pero me pregunto si algún tratamiento alternativo ha curado tantos casos en porcentaje como la medicina moderna. He escuchado de algunos casos de medicina alternativa, pero en donde siempre recomiendan seguir con el tratamiento tradicional. Creo que eso es más plausible, cuando estas a punto de morir, se vale de todo, pero no a jugar con la ignorancia de la gente.

      1. no tiene idea de lo que se está mofando cuando habla del pack de orgones: así como en algún momento se conoció el efecto de la energía atómica (de efecto exponencial superior en relación a las energías moleculares y orgánicas); lo mismo ocurrirá con la energía subatómica, mucho más poderosa en potencia que la primera. el denominado orgón, Ki, Chi, prana, aether, entre otras denominaciones milenarias, corresponde a dicha energía. efectivamente allí está la cura a todos los males que aquejan al ser humano… investigar la obra de los dres. reich, steiner, wachsmuth, entre otros…. saludos

  4. Notable artículo. No conocía a esta doctora Clark, pero ciertamente forma parte de muchos charlatanes que viven de estafar a gente crédula vendiendo fuego fatuo. Se podrá objetar lo que sea a la medicina tradicional, pero ciertamente hay un mundo de diferencia entre prometer la panacea y ofrecer una probable cura a alguna enfermedad, sin garantía. Saludos.

    1. Hola Fidel. Efectivamente esa es la parte más criminal: cuando a una persona muy enferma le prometen una cura. Vender esperanza es un gran negocio, pero muy cruel. La medicina no siempre puede curar, pero ciertamente la pseudomedicina nunca lo hace. Saludos y gracias por leer y comentar.

  5. no lei lo de la doctora…xq…lo que más me gustó de esta entrada es que buscó y cito al diccionario de la RAE xDDD, casi nadie hace eso y dudo que las generaciones de hoy en día sepan lo que es ^^, sólo por eso, me cae mejor 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s