Caras vemos

     Una tarde de 1994, Diana Duyser –una mujer de Florida, USA– sintió hambre y se preparó un sándwich de queso. Lo puso en la tostadora y al dar la primera mordida, tuvo la extraña sensación de que su sándwich la miraba. Al examinarlo, Diana descubrió que la imagen de la virgen María había aparecido milagrosamente en el sándwich…y la virgen la estaba mirando. Diana pensó que se trataba de una señal divina y decidió conservar lo que quedaba del sándwich en una caja con algodones.

A la derecha vemos la supuesta imagen de la virgen María en el sandwich de Diana. Personalmente, coincido con Michael Shermer (Fundador de la Skeptics Society): se parece más a Jane Russell

     El objeto se convirtió en una reliquia y fue subastado en eBay el año 2004 por 28.000 dólares. Se supone que, dado que la imagen corresponde a la virgen María, el sándwich tiene algunos poderes. Por ejemplo, a pesar de haber pasado más de 15 años en la caja, el sándwich nunca se descompuso y Diana está convencida de que el sándwich cambió su vida. Bueno, al menos ganó 28.000 dólares.

     No solo imágenes religiosas aparecen en lugares insólitos: en 1979 la sonda espacial Viking 1, mientras orbitaba Marte, capturó una perturbadora fotografía de la superficie marciana que mostraba un rostro humano, en la región de Cydonia, cerca del polo norte marciano. Esta fotografía alimentó la imaginación de muchos, que comenzaron a especular acerca de los orígenes de esta cara con rasgos humanos y de cómo podría ser una clara señal de que hubo vida en Marte. Un par de décadas más tarde, imágenes de la misma zona obtenidas por varias sondas enviadas a Marte permitieron obtener fotografías de mucho mejor resolución de “La Cara en Marte” (250 metros/pixel en el caso de Viking 1 versus 14 metros/pixel en las nuevas fotos). El resultado fue decepcionarte para muchos: la cara no era tal, si no que solo una formación rocosa amorfa. Inmediatamente apreció una versión alternativa: el gobierno de Estados Unidos había manipulado las fotos para borrar la evidencia que claramente indicaba que hubo (o tal vez había) vida inteligente en Marte.

La Cara de Marte: la foto principal corresponde a la imagen tomada el 2001 con una buena resolución. En el inserto del ángulo inferior derecho se muestra la imagen capturada por el Viking 1. Una cara nos miraba desde Marte.

     ¿Por qué tenemos los seres humanos esta capacidad tan grande para ver caras? Incluso esto : ) es una cara sonriente y la caja de la foto al principio de este post pareciera estar sorprendida. Este fenómeno sicológico de percepción recibe el nombre de pareidolia (del griego para: “junto a” y eidolon: “imagen”) y ocurre cuando un estímulo vago (como una imagen) es percibido como una forma reconocible, como cuando vemos figuras en las nubes.

     En el caso de las caras, el fenómeno parece ser particularmente fuerte. Ya en los años 40s se había descrito un mal llamado prosopagnosia, que consiste en la incapacidad que presentan algunas personas para reconocer las caras de sus conocidos e incluso la propia. Lo curioso de esto es que se habían presentado casos de accidentes cerebro-vasculares en los que la única consecuencia era la prosopagnosia. El año 2009 un grupo de investigadores de Harvard, liderados por la Dra. Doris Tsao, hicieron una serie de interesantes experimentos que sugieren que en el cerebro hay una región especializada en reconocer caras. El trabajo, publicado en la revista Science, muestra que tanto en humanos como macacos existe una pequeña región cortical del cerebro que está compuesta exclusivamente por células que son selectivamente activadas en respuesta a la exposición a caras y que no responde a otros estímulos, como imágenes de frutas o cámaras de fotos ¿Por qué el cerebro de los primates tiene una zona especializada en reconocer caras? Aparentemente desde el punto de vista evolutivo era muy importante poder reconocer las caras. Se ha propuesto que eran tan importante que el cerebro desarrollo una capacidad enorme de dar “falsos positivos”, es decir, era mejor confundir una roca con una cara que no percibir una cara real.

     El fenómeno de pareidolia ha servido también para generar historias muy entretenidas -y afiebradas- como que por ejemplo los Egipcios habían tenido contacto con tecnologías actuales. Eso, como consecuencia de este tipo de jeroglíficos:

Veo claramente un submarino, un auto y un helicóptero.

     Jeroglíficos como el de la foto corresponden en realidad a el uso del mismo jeroglífico para hacer otro encima, como un palimpsesto. Cuando el yeso del jeroglífico más nuevo se cae, queda debajo el resto del jeroglífico más antiguo, lo que da lugar a estas curiosas formas. La explicación de que los Egipcios habrían tenido contacto con tecnologías actuales no es muy parsimoniosa que digamos, como lo expliqué en un post anterior.

     Para terminar, dicen que los políticos presentan una exacerbada pareidolia: tienen una capacidad enorme para vernos las caras. Pero eso es otro cuento.

Anuncios

15 comentarios sobre “Caras vemos

  1. Una vez mas muy bueno! Debo decir que yo siempre veo caras en la parte frontal del auto, pero una cosa muy distinta es creer que son ciertas!

  2. A numerosos objetos cotidianos se les da un diseño que recuerda a una cara humana. Supongo que es para hacerlos más atractivos, más simpáticos, si es que esta cualidad se puede aplicar a un ente inanimado. Me estoy acordando ahora de mi nevera de camping, pero también de mi portátil, etc. Hubo un tiempo que me dio por hacer fotos de esos artículos que me recordaban caritas. Debo tener esas fotos en algún sitio…

  3. Yo creo que muchas marcas ponen aspecto ‘humano’ a sus artículos para que caigan más simpáticos a los posibles compradores. Yo veo ‘ojos y boca’ en muchos artículos de uso diario. Ahora mismo me estoy acordando de mi portátil (cuando está abierto) y de una nevera eléctrica de camping. Hay otros ejemplos, pero ahora no vienen a la mente.

  4. yo me comia las uñas cuando niño (bueno, aun lo hago un poquito XD) y de tanto mirarlas veía y sonrisas en la parte blanca de la yema del dedo! jajajajaja}
    excelente post!

  5. En vdd, eso tiene una explicacion xD, jajaja, y es por nuestro cerebro. El cerebro, es el órgano más tétricamente complejo de nuestro cuerpo, y tiene una tendencia a rellenar todo lo que “ve” con cosas que “conoce”, eso es lo que se llama “memoria de asociatividad” y es la razón por la que los niños chicos se echan todo a la boca y tocan y miran todo lo que tienen a su alrededor, porque así su cerebro guarda información de todo lo que estan “viendo, tocando o probando” y así la puede usar después si se las encuentra de nuevo. Lo que sucede entonces, es que cuando nosotros vemos una cara en “:)”, es porque nuestro cerebro analiza esa imagen y la relaciona inmediatamente con lo que más se le parezca (informacion guardada en la memoria de asociatividad), que en este caso seria una sonrisa. Es esa la razon por la que vemos figuras en las nubes, o por la que cada vez que vemos algo sin una “forma” definida para nosotros, terminamos viendo de todas formas algo, porque nuestro cerebro completa la informacion que le falta, con la información que está en nuestra cabeza.
    saludos profe!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s