Una vacuna contra los antivacunas

Edward Jenner (1749-1823) fue un médico inglés cuyo trabajo resultó fundamental para erradicar de nuestro planeta una enfermedad. Las consecuencias de esto son notables: nunca más en la historia de la humanidad hubo un solo caso de esa enfermedad. Estoy hablando de la viruela, cuyo último diagnóstico se declaró oficialmente el 26 de octubre de 1977. Eso quiere decir que muchos de los lectores de este blog nacieron después de que la viruela fuera erradicada de este planeta y por lo tanto es probable que jamás hayan oído hablar de esta enfermedad. Para que se hagan una idea: la viruela es una enfermedad grave, muy contagiosa, producida por alguno de los dos tipos de virus Variola. Apareció en las poblaciones humanas hace unos 10.000 años atrás y produjo varias epidemias que resultaron devastadoras. La tasa de mortalidad de la viruela era cercana al 35% y quienes sobrevivían quedaban generalmente desfigurados debido a las pústulas que aparecían abundantemente en la piel. Otras secuelas relativamente frecuentes eran la ceguera o problemas a los huesos.

Child_with_Smallpox_Bangladesh
Una niña en Bangladesh enferma de viruela (1972)

Nunca existió un tratamiento para la viruela. Lo único que se podía hacer cuando una persona se enfermaba era aislarla y tratar los síntomas. Sin embargo, existía una forma bastante efectiva de protegerse de la enfermedad: una vacuna. Los orígenes de esta vacuna se pueden trazar hasta el siglo XV en China, donde se tomaban pústulas de pacientes con viruela que mostraran casos más leves. De estas pústulas se preparaba un polvo que era aplicado por insuflación nasal a las personas que se quería inmunizar, las que adquirían por lo general una forma menos agresiva de la viruela, después de la cual su sistema inmune desarrollaba un tipo de inmunidad natural contra una segunda infección. Esta metodología –conocida como variolización– llegó posteriormente a Europa, donde era aplicada a través de incisiones en la piel. Los riesgos de la variolización eran bastante altos, ya sea por las infecciones derivadas del proceso y por el riesgo intrínseco que acarreaba la infección por viruela.

En 1765 el médico inglés John Fewster publicó un artículo científico en el que describía como un procedimiento similar a la variolización era muy efectivo para inmunizar humanos cuando se usaban pústulas de vaca infectadas con una enfermedad similar a la viruela humana (llamada viruela bovina o cowpox). La viruela bovina podía transmitirse a los seres humanos, pero causaba síntomas muy leves y no era mortal. Se había descrito que las mujeres que trabajaban en las lecherías ordeñando a las vacas –y que estaban expuestas a la viruela bovina– no contraían la viruela humana: eran inmunes. A partir de 1770 se describieron varios casos de inmunización humana contra la viruela usando esta metodología, bautizada como vacuna por Edward Jenner, quien realizó la primera descripción metodológica del uso de esta técnica. La palabra vacuna deriva del nombre del virus de la viruela bovina, Variolae vaccinae, y fue propuesta más tarde por Louis Pasteur para referirse a todas las formas de preparados usados para inducir inmunidad adquirida contra enfermedades.

Considerando los graves síntomas de la viruela y la forma relativamente fácil que existía para protegerse contra ella, resulta casi incomprensible que junto con la vacuna contra la viruela hayan aparecido los primeros grupos antivacunas, que rechazaban su uso. Entre otras cosas, estos grupos proclamaban que las personas que se aplicaban extractos de vaca en el cuerpo corrían el riesgo de que les salieran vacas por distintas partes del cuerpo o que, en casos más extremos, se convertirían en vacas. 

The_cow_pock
“Los maravillosos efectos de la nueva inoculación”, caricatura aparecida en un diario de Inglaterra en junio de 1808 y publicada por la Sociedad Anti-Vacunas

También algunos líderes religiosos de la época se manifestaron en contra el uso de las vacunas, ya que era una forma de contradecir la voluntad de Dios. Sin embargo, actualmente la mayoría de las corrientes religiosas apoya la vacunación, incluyendo a los Hinduístas, Budistas, Católicos, Amish, Judios y Musulmanes. La única excepción eran los Testigos de Jehová, los que con el tiempo y a partir de 1990 han mostrado un creciente apoyo a la vacunación. A pesar de esto, en EEUU hay 48 estados que permiten evitar una vacuna obligatoria por razones religiosas (como contraste, solo 20 estados permiten no vacunar por objeciones filosóficas o personales). En un caso reciente, el estado de Nueva York fue demandado por un padre cuyo hijo fue suspendido del colegio por no tener todas sus vacunas. El padre adujo razones religiosas (aunque se declaró Católico Romano) y finalmente perdió el juicio, junto con otras dos familias que también habían presentado la misma demanda.

En el caso de la viruela, se impulsó una campaña mundial de vacunación que finalizó en 1980, cuando la OMS la declaró oficialmente erradicada de nuestro planeta. El último caso registrado de manera natural ocurrió en Somalia en 1977. Sin embargo, hubo un caso adicional en 1978, pero ocurrió debido a un accidente: una cepa del virus se escapó de un laboratorio de virología en el Reino Unido y una fotógrafa que trabajaba ahí –Janet Parker– murió por la infección. La última muerte relacionada con la viruela fue la del científico a cargo del laboratorio desde donde escapó el virus, quien se suicidó.

No vacunar ¿una decisión personal?

Uno de los primeros argumentos de los grupos antivacunas, esgrimido hasta el día de hoy, dice relación con la libertad individual de decidir qué cosa inyectarse en el cuerpo. La lógica es que la vacunación se trata de una decisión personal y por lo tanto puedo objetarla sin más argumentos. Y es desde aquí –partiendo del argumento más recurrente y antiguo de estos grupos– donde se puede observar la profunda ignorancia y arrogancia de su postura. No saben nada de inmunología, epidemiología, química o biología y pretenden dictar cátedra sobre lo que está bien en materia de salud humana. Resulta realmente insólito que estos grupos enarbolen la bandera de las libertades individuales para poner en riesgo la salud de todos nosotros. ¿Debemos oponernos a los grupos antivacunas? Por supuesto, y con gran fuerza. Existe un concepto clave en epidemiología conocido como inmunidad de grupo (o colectiva). Este concepto permite explicar otro de los argumentos usados frecuentemente por los grupos antivacunas, en el que cuentan como un pariente (generalmente una tía o abuela) “nunca se ha vacunado y jamás se ha enfermado“. Vamos, eso no es magia ni buena suerte. Mucho menos quiere decir que las vacunas no son necesarias. Es simple lógica: si en una población la inmensa mayoría de las personas está vacunada contra una enfermedad, las probabilidades de que alguien no vacunado la contraiga es muy baja. Eso es la inmunidad de grupo: la población vacunada le confiere inmunidad indirecta a los no vacunados ya que es muy poco probable (pero no imposible) que una enfermedad se propague en una población en la que la mayoría de los individuos está vacunado. Sin embargo, a medida que más personas dejan de vacunarse, se rompe la inmunidad de grupo. Esto nos afecta a todos y por lo tanto no se trata de una acción con consecuencias individuales.

Herdimmunity_esp
Para que la inmunidad de grupo funcione en la contención de epidemias es necesario que la mayor parte de la población esté vacunada.

Es tan así que el gobierno Australiano decidió quitarle beneficios tributarios a los padres de los niños que deciden no vacunar a sus hijos pues ponen en riesgo la salud de la población y generan externalidades (como epidemias) que son costosas para el estado.

¿Son peligrosas las vacunas?

Los grupos antivacunas han usado varias estrategias para instalar la duda en la población con respecto a la seguridad de las vacunas. Una corriente ha usado la falacia del hombre de paja: reducir las vacunas a una mezcla de virus y metales pesados que serán inyectados en los niños. Esto apareció en el muro de Facebook de un grupo antivacunas:

“If you mixed mercury, aluminum phosphate, ammonium sulfate, and formaldehyde with viruses, then got a syringe and injected it into your child, you would be arrested and sent to jail for child endangerment and abuse. Then why is it legal for doctors to do it? And why would you let them? Educate yourself”

En castellano:

” Si mezclas mercurio, fosfato de aluminio, sulfato de amonio y formaldehído con virus y luego tomas una jeringa y lo inyectas en tu hijo, serías arrestado y enviado a la cárcel por negligencia infantil y abuso. Entonces ¿por qué es legal que los médicos lo hagan? ¿por qué los dejarías hacerlo? Edúcate a ti mismo “

Este argumento es de una ignorancia enorme y carece de todo sentido. Sin embargo, el post en Facebook tiene miles de “Like” y un montón de gente encuentra razonable comparar una vacuna a mezclar metales pesados con virus e inyectarlos en un niño. Ciertamente cualquier persona que en su casa mezcle metales pesados con virus y los inyecte en un niño merece ir a la cárcel, pero los vacunas no son eso. Si tratan de hacer un iPhone mezclando los componentes en su casa no obtendrán un iPhone. Si tratan de hacer una vacuna en su casa mezclando los componentes no obtendrán una vacuna. Las vacunas son el día de hoy productos de altísima tecnología desarrollados y elaborados con los estándares más altos de seguridad por profesionales expertos que se han formado durante más de 12 años en química, biología, inmunología e ingeniería. Es ridículo reducir las vacunas a esa parodia de segundo básico. Y hay gente que la compra.

Por otro lado, un grupo no menor de padres ha instalado la creencia de que las vacunas están relacionadas con el autismo, ya que contienen mercurio y el envenenamiento con este metal pesado causaría el autismo. Vamos por partes: efectivamente algunas vacunas (aquellas multidosis) contienen un conservante llamado timerosal (etilmercurio). El timerosal se empezó a usar luego que en 1928 varios niños murieran de una infección causada por la contaminación de una vacuna multidosis. No existe una sola pieza de evidencia científica que sugiera que el timerosal causa autismo. Más aún, todos los estudios retrospectivos que han analizado la incidencia de autismo en los países donde se ha eliminado el timerosal han mostrado que no se modifica la incidencia de autismo. Sin embargo, y en contra de la opinión de varias Sociedades Científicas y del propio Ministerio de Salud, el Congreso de Chile aprobó por unanimidad (85 votos a favor y 5 abstenciones) la eliminación por ley del timerosal de las vacunas, decisión que alteraría todo el plan nacional de vacunación. Esta postura fue impulsada por un grupo de padres (sin formación científica) y una diputada (sin formación científica) y fue aprobada por un congreso que no tiene un cuerpo científico asesor. La noticia fue comentada por el British Medical Journal, donde se destaca que en Chile –a diferencia del Reino Unido– no existe un  cuerpo asesor que examine la evidencia científica, dejando en manos de una votación la decisión de temas técnicos. Finalmente un veto presidencial evitó la promulgación de la ley, algo que ciertamente ha sido bien recibido por la comunidad científica.

Captura de pantalla 2015-01-27 a las 11.30.25
Orgullo nacional

Las vacunas no solo no son peligrosas: son las principales responsables de disminuir los casos fatales de enfermedades para las cuales hemos logrado desarrollar vacunas.

Finalmente, para cerrar el caso, les quiero recordar al personaje “el sombrerero” de Alicia en el País de las Maravillas. Se trataba de un personaje muy excéntrico, inspirado en una frase del idioma inglés que dice “Mad as a hatter” (más loco que un sombrerero). Esta frase popular deriva de varios casos de intoxicación con mercurio ocurridos en Inglaterra entre sombrereros, que usaban mercurio para preparar la felpa de los sombreros. Como pueden ver, los síntomas de intoxicación con mercurio no se parecen a los del autismo.

¿Es peligroso no vacunar?

Sí, absolutamente. Casos para comentar aquí, aquí y aquí. El último de ellos es el más reciente brote de sarampión en EEUU, que comenzó en Disney y que ya ha afectado a 67 personas. De estas, se tiene registro de vacunas para 34 y se encontró que 28 de ellas no habían recibido la vacuna contra el sarampión. Gran triunfo del movimiento antivacunas, que ha logrado hacer resurgir una enfermedad que hasta el año 2.000 se creía erradicada de EEUU. ¿No les parece lindo que la gente empieza a vivir de nuevo como en la Edad Media, muriendo de enfermedades totalmente prevenibles? ¿No les parece razonable que un grupo de padres se sienta con el derecho a decidir que enfermedad erradicada vuelve a enfermar a nuestros hijos?

Es por esta razón que debemos oponernos con fuerza a los grupos antivacunas; grupos que sin evidencia, sin lógica y sin razón pretender poner en riesgo la salud de todos nosotros. Hace 200 años puede que la gente efectivamente haya creído que les podían salir vacas del cuerpo. Hoy la historia es similar, pero ya no son vacas, sino que otras las calamidades anunciadas. Los prejuicios, la arrogancia y la ignorancia son los mismos.

Anuncios

44 comentarios sobre “Una vacuna contra los antivacunas

  1. Excelente. A veces pienso que no es necesario recordarle a la gente cosas tan básicas como no creer en opiniones que no tienen ningún argumento real que las sustente, pero luego ve la desinformación que campea en internet y se me pasa.

    1. Lo más triste es que efectivamente me he topado con gente asi, y cuando les preguntas por puebas que respalden lo quie dicen, te salen con la estupidez de “ezz mi opinion, tienez ue rezpetarla”, o te dicen la otra frase para el bronce: “es que yo no creo en las vacunas”… y yo no creo en los aviones. Alguien deberia explicarle a la gente que la realidad no es algo opcional.

      1. Por eso es importante la alfabetización científica más allá de la anécdota científica. Hay que comenzar con los niños, antes que les contaminen la cabeza con el pensamiento mágico.

  2. Si tú, fontanero, le haces una apendicectomía a tu hijo serás detenido e irás a la cárcel. ¿Por qué debemos dejar que los médicos sí puedan hacerlo?
    He visto argumentos absurdos en este mundo, pero ese de los antivacunas en concreto creo que es merecedor de algún premio.

    Por otro lado, echo de menos en el artículo la mención que el resurgimiento del movimiento antivacunas y su vinculación con el autismo se debe a un estudio publicado en una prestigiosa revista médica -que por lo visto no merece tanto prestigio- por un investigador británico. Claro que luego se descubrió que el investigador era consciente de la falsedad de su estudio y sus razones eran tan simples como la de forrarse vendiendo, a precio de oro -cómo no-, su propia variante inútil de remedio para prevenir enfermedades -me niego a llamar vacuna a eso-. Cuando se descubrió el pastel se expulsó del colegio de médicos al investigador -no recuerdo su nombre y estoy muy perezoso como para buscarlo ahora- y la revista tuvo que retractarse y pedir disculpas por la publicación.
    Pero para los antivacunas esta última parte no es más que la cortina de humo puesta ahí por las malvadas farmacéuticas -que tampoco es que sean unos angelitos, véase el caso de la cura contra la hepatitis C como un ejemplo- y, por tanto, siguen negándose a vacunar a sus hijos por culpa de un estudio fraudulento.
    Y eso sin contar el tiempo y el dinero invertido en montones de estudios destinados a comprobar si realmente hay alguna relación entre autismo y vacunas.

  3. Muy bueno el post. Totalmente de acuerdo contigo. Yo vivo en Estados Unidos, trabajo en un Centro de Investigación en el centro de Pensilvania (donde la población es más bien rural, y muy religiosa, y donde hay mayor densidad de amish) y es el paradigma de lo que explicas. Incluso colegas, investigadores postdoctorales como yo con carreras en bioquímica y doctorados en neurociencias, no vacunan a sus hijos bajo las prerrogativas del autismo (y también bajo el yugo del fundalentalismo religioso). Está claro que sólo son los americanos, los europeos nos horrorizamos ante éstas decisiones, y nos sorprendemos cómo gente que en éste caso (a diferencia del de Chile) tiene conocimientos científicos ámplios se deja convencer de éstas cosas (aunque les pongas un paper delante). Alegan también a su derecho a decidir y a la libertad que como americanos gozan desde el nacimiento. Y es que te topas con una pared cuando intentas razonar con ellos.

    1. Hola Maggie. Bien impresionante lo que cuentas. Cuando la población con más herramientas para analizar estos casos cae en la paranoia le hace un flaco favor al resto. Hay que luchar contra eso. Saludos y gracias por leer y comentar 🙂

    2. El Gobernador de California acaba de firmar una Ley antitontos que por la que ya no se podrán alegar motivos ni religiosos ni personales para no vacunar a los niños. Ya es el tercer estado que lo hace tras Missisipi y Virginia Occidental.
      “…La disposición establece que, a partir del 1 de julio de 2016, todos los niños que asisten a las escuelas públicas y privadas tendrán que estar vacunados. Las únicas exenciones serán para los infantes con enfermedades crónicas o si un doctor determina que el historial médico familiar del niño lo puede exonerar de ciertas vacunas…”
      http://noticias.univision.com/article/2384754/2015-06-29/salud/legislatura-de-california-aprueba-propuesta-sobre-vacunas

    1. Hola Gianluigi. Solo vi 45 segundos, hasta que dicen que losprogramas de vacunación masiva han causado un desastre, lo que no es cierto. Si revisas la literatura científica al respecto (que es donde me desenvuelvo) veras que las vacunas son los principales responsables en disminuir las tasas de mortandad y de contagios de enfermedades. Un documental en YouTube no cambia eso (por cierto, no hay citas a fuentes de ningún tipo para la información entregada). Saludos.

    2. JOSÉ ANTONIO BASTOS, PRESIDENTE DE MÉDICOS SIN FRONTERAS EN ESPAÑA:
      Periodista: En España hay un debate sobre la necesidad de poner vacunas o no mientras ustedes piden dinero para comprar miles de vacunas.
      J.A.B: Las vacunas son uno de los inventos de la historia de la humanidad que han salvado más vidas, con mucha diferencia.
      Periodista: ¿El nuestro es un debate de sociedad acomodada?
      J.A.B: Desde luego. Es un debate de sociedades acomodadas que no han visto, como hemos visto nosotros, a niños morir de sarampión o de otras enfermedades transmisibles, ni han visto a niños morir de tétanos. Como esas enfermedades se desconocen, algunos se permiten el lujo de ignorarlas. Se puede ignorar que el hambre existe en el mundo cuando uno come todos los días, pero es un problema con el que se enfrentan muchos seres humanos en el mundo.
      ¿Este cooperante también está comprado por las malvadísimas farmacéuticas?
      http://www.diariovasco.com/gipuzkoa/201506/23/joseantoniobastos-201506220846.html?ns_campaign=WC_MS&ns_source=BT&ns_linkname=Scroll&ns_fee=0&ns_mchannel=TW

  4. Una pregunta, hablo desde el desconocimiento. Yo creo que para todos el tema de la gripe porcina fue algo bastante raro, salió de la nada, y habían bastantes “rumores” de que había sido creada por humanos… y luego claro, salió la vacuna, que se vendió como pan caliente en todos lados… (yo nunca me vacuné). Mi punto es que, bajo este ejemplo, y pucha, porque todos también sabemos o alguna noción tenemos, o simplemente no podemos desconocer ciertas cosas de la naturaleza humana… es que me parece bastante razonable desconfiar de las intenciones que hay detrás de la industria farmacéutica, osea, a ellos no les sirve tener gente sana, sino lo contrario. Y tampoco les sirve que no existan enfermedades que necesiten vacunas. No quiero sonar conspiracionista ni fatalista, pero no podemos hacernos los tontos, está claro como funciona el mundo, basta ver las instituciones, la plata lo puede todo. Mi pregunta es entonces, en este contexto, no te parece legítimo de todas formas tener almenos una duda razonable o desconfiar respecto a lo que nos están metiendo? Yo creo que va más por ahì el asunto, de que alguien dude que cientìficamente una vacuna sirva.

    1. Hola Valentina. Me encantó tu comentario, porque es lo que mucha gente piensa. La industria de cualquier tipo tiene “mala fama”, después de todo como comentas uno pude sospechar de sus intensiones. Sin embargo, los parámetros para evaluar a las vacunas son su impacto en la salud pública, algo medible e independiente de la industria. Es justamente gracias a este tipo de mediciones que sabemos que las vacunas sí funcionan y son una de las armas más efectivas con las que contamos para combatir las enfermedades infecciosas. Evidentemente debemos estar alertas a los ensayos clínicos; la naturaleza humana no está libre de engaños; sin embargo, y como comentaba, tenemos parámetros para medir su impacto. La duda razonable siempre debe estar presente, pero la evidencia manda. Saludos y gracias por leer y comentar!

      1. Si, si mi punto no es tanto contra las vacunas en si, no discuto que muchas sean y hayan sido muy útiles. Pero de verdad no podemos hacernos los lesos, acá manda la plata. Y yo creo que cualquier farmacia preferirìa tener muchos enfermos tomando remedios que gente sana.

  5. La única vacuna que creo que tendría que ser prioritario desarrollar, es la que elimina el pensamiento único y el adoctrinamiento de masas, enfermedad que cuanto mas consigue que el sujeto sea engañado mas importante se siente defendiendo el engaño.Aún así, tampoco creo que tendría que ser obligatoria…

    Se que no buscas la verdad, solo buscas tener razón cosa que has demostrado con el comentario sobre el vídeo que ha aportado Gianluigi.

    Estos enlaces no son para ti, son para quien “busca”, no para quien “repite” cual loro,

    Antivariólica (Variolea Vaccínea) .El nacimiento del fraude:

    http://www.librevacunacion.com.ar/vantivariolica.htm

    Mitos y verdades sobre las vacunas:

    http://dsalud.com/index.php?pagina=articulo&c=126

    PD: ni soy mormón , ni testigo, ni Notario …. el calificar grupos para imponer una “verdad”, califica al calificador.

  6. En estado crítico un niño de Olot sin vacunar ingresado por ¡…DIFTERIA…!. Hacía 28 años que no había ningún caso en España.
    Se ha tenido que ir a buscar tratamiento a Rusia vía Francia, lo que seguro que nos ha costado un pastón a todos. Ojalá funcione y al final se salve, pero a sus padres habría que emplumarlos en la plaza pública..
    ¡Bien antivacunas, bien,… seguid así, qué listos sois!
    http://www.lavanguardia.com/vida/20150602/54431575179/nino-olot-difteria.html

  7. Las consecuencias de no vacunarse las pagamos todos:
    “Los médicos del hospital Vall d’Hebron (Barcelona) que están tratando al niño de 6 años diagnosticado de difteria trabajan a contra reloj para intentar que supere las consecuencias de haberse contagiado con esta bacteria. El menor está recibiendo una antitoxina enviada por el Gobierno ruso por avión, en valija diplomática, después de que el Ministerio de Sanidad lanzara una alerta internacional para tratar de conseguir en el menor tiempo posible este fármaco.
    La difteria es una enfermedad contagiosa grave. La bacteria que la provoca no solo afecta a las vías respiratorias hasta provocar la asfixia, sino que también libera una potente toxina capaz de atacar a los riñones y al corazón.
    España, donde no se registraba un caso de difteria desde 1987, no tenía esta antitoxina, así que lanzó una alerta internacional para encontrarla “en cualquier lugar del planeta”.
    “El problema es que ya nadie tiene este tipo de enfermedad. Está todo el mundo vacunado”, explica Rubén Moreno, secretario general de Sanidad. “Pedimos la antitoxina a la Organización Mundial de la Salud y al Centro de Control de Enfermedades de Atlanta, en Estados Unidos. No tenían”, añade. El ministerio inició lo que califica de “carrera contra reloj” para intentar encontrar el fármaco en algún sitio “y que el niño tuviera alguna posibilidad”.
    Sanidad habló también con la embajada americana. Contactó con Alemania, que tenía dosis, pero caducadas, con Suecia y con Francia, donde sucedía lo mismo. No les preocupaba la seguridad del fármaco, sino su falta de efectividad. En paralelo, el embajador ruso hacía gestiones para conseguir la antitoxina. El día 31, domingo, no pudo localizar al ministro de sanidad, pero el lunes por la mañana se preparó el fármaco y se envió a Barcelona en valija. Al mismo tiempo, una de las dosis de Francia llegaba desde Marsella.
    “Como no ha sido suficiente, hoy mismo se han preparado dos nuevas dosis que salen esta misma tarde de Moscú a Barcelona para llegar esta noche. La única opción que tiene el niño es tratar de bloquear la toxina”, señala Moreno.
    “Cualquier campaña en contra de las vacunas que un Gobierno incluye en el calendario de vacunación es una irresponsabilidad”, señala Moreno. “Las consecuencias de no vacunar a un niño pueden ser dramáticas; no es ninguna broma”. El secretario general de Sanidad añade: “El derecho a la vacunación es de los niños, no de los padres”.
    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2015/06/03/catalunya/1433317900_919834.html

  8. Gente quejándose amargamente de que habiendo vacunas no se les vacunó en su día y contrajeron la polio:
    “Entre 1956 y 1963, más de 15.000 personas contrajeron la polio en España. Unas 2.000 murieron, y el resto tuvieron graves secuelas, que les han afectado toda la vida. Todas estas víctimas se podían haber evitado, porqué ya había una vacuna eficaz contra la polio. Pero las autoridades franquistas no hicieron ninguna campaña de vacunación masiva y gratuita, solo las personas más próximas al régimen, o con más recursos económicos, se pudieron vacunar…” Mirad el vídeo, es espeluznante:
    http://www.ccma.cat/tv3/alacarta/programa/Version-en-castellano-del-documental-Polio-cronica-de-una-negligencia/video/4900033/
    Y ahora resulta que cuatro lelos que se creen sabios, LAS TIENEN GRATIS y no las quieren. ¡Que triste!

    1. Parte importante de este escenario es porque justamente son personas que jamás vieron los efectos devastadores de la viruela, la polio y otras. Muy lamentable. Gracias por leer y comentar (lamento que me tomara tanto tiempo responder)

  9. wow! pero que buen articulo! lamentablemente las redes sociales a veces tienen un muy mal uso… ahora cualquier persona publica cualquier cosa, y los receptores no averiguan de donde viene la información y luego emiten cualquier comentarios sin muchos argumentos.
    ojala muchas personas lean esto.

  10. Hola, quiero hablarles de mi caso, vivo en Francia y antes de viajar con mi hijo de 1 año y medio, lo vacunaron con Priorix contra la rubeola, dos semanas después empezó con convulsiones sin tener fiebre por lo cual estuvo hospitalizado varios días, resumen: se hablo una causante, efecto secundario de esta vacuna, cuatro meses mas tarde volvió a tener una seguidillas de convulsiones sin poder pararlas, otra vez hospitalizado, otra vez sus examenes normales, en ese momento pasaba por un cuadro de rotavirus, pero se hablo también que esta vacuna podría seguir causando las convulciones de mi hijo, pero nada concreto. Hoy eta con tratamiento contr ala epilepsia. Por mi parte estoy buscando información, porque tener un hijo con este tipo de convulsiones después una vacunación, no es un regalo, a sido una experiencia bien dura que queremos terminar.

    1. Hola,
      Lamento mucho lo que ha pasado con tu hijo. Si bien se ha reportado que algunas vacunas pueden causar ciertos efectos secundarios, cada vez que algo así ha ocurrido se ha estudiado. En muchos casos se ha mostrado que no hay relación de causalidad entre la vacuna y los síntomas reportados (que dos cosas pasen al mismo tiempo no quiere decir que una causó a la otra). Trataré de leer más sobre casos como el que describes para ver que encuentro, saludos.

      1. Yogazur,
        Puedes usar como referencia al Dr. Buttar (http://www.drbuttar.com). Su hijo presento sintomas de autismo luego de haber recibido algunas vacunas. El investigo y comprobo la presencia de Mercurio en el cuerpo de su niño, realizo el tratamiento de quelacion (limpieza del metales pesados del cuerpo) y consiguio recuperar la salud a su hijo. El año 2004 este doctor testifico en el Congreso de los EEUU sobre el tratamiento en general y la recuperacion de su hijo en particular.
        Mas informacion sobre la quelacion de Mercurio ha sido publicada por el Dr. Andrew H. Cutler. http://www.livingnetwork.co.za/chelationnetwork/chelation-the-andy-cutler-protocol

      2. ¿Tú sabes que el autismo es una de las condiciones con la heredabilidad más alta que se conoce? ¿Por qué este señor no ha ganado el Nobel todavía? ¿Sabes que sólo algunas vacunas llevan timerosal y que esa cantidad de mercurio es varias veces más pequeña que el mercurio que contiene una lata de atún? Por cierto, lo que viene en algunas vacunas no es mercurio, es timerosal: etilmercurio, que no se acumula en el organismo. Y la intoxicación con mercurio no produce síntomas similares a los del autismo… eso.

    2. Yogazur,
      Puedes usar como referencia al Dr. Buttar (http://www.drbuttar.com/). Su hijo presento sintomas de autismo luego de haber recibido algunas vacunas. El investigo y comprobo la presencia de Mercurio en el cuerpo de su niño, realizo el tratamiento de quelacion (limpieza del metales pesados del cuerpo) y consiguio recuperar la salud a su hijo. El año 2004 este doctor testifico en el Congreso de los EEUU sobre el tratamiento en general y la recuperacion de su hijo en particular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s