La r(evolución) de la mariposa del abedul

La mariposa del abedul (Biston betularia) es un lepidóptero de vida nocturna que descansa la mayor parte del día posada en la corteza de los árboles –particularmente de los abedules– donde pasa desapercibida gracias a la coloración clara de sus alas, que le ofrecen un camuflaje perfecto. Sin embrago, hacia el año 1848 se describió una Biston betularia diferente, de color oscuro, que fue llamada carbonaria. Sus alas eran negras y debido a esto su camuflaje era muy malo, ya que contrastaba fuertemente en la corteza de los abedules, por lo que las aves se las comían rápidamente y su número no era muy alto.

Moth
A la izquierda, la Biston betularia f. typica, que como puede verse en la imagen del centro, se camufla muy bien en la corteza de los abedules. A la derecha, la Biston betularia f. carbonaria. Su color negro no le ofrece un buen camuflaje.

Sin embargo, hacía el año 1898 el 95% de las mariposas del abedul eran negras, del tipo carbonaria ¿qué pasó? Con el advenimiento de la revolución industrial, los bosques se llenaron de hollín, el que cubrió la corteza de los abedules y los tiñó de un color oscuro. En ese nuevo escenario, la forma carbonaria de la mariposa del abedul tenía una ventaja comparativa sobre las blancas, ya que ahora eran estas últimas las detectadas fácilmente por los depredadores. Esta interpretación que apelaba a la selección natural en acción fue comprobada mediante varios experimentos. En uno de estos experimentos las orugas de las mariposas claras fueron alimentadas con hojas llenas de hollín, pero las mariposas seguían siendo claras, lo que quería decir que no era un efecto del alimento. Luego se cruzaron las mariposas y se descubrió que el color se heredaba de forma Mendeliana, lo que apoyaba la existencia de genes que regulaban este cambio del color de las alas de las mariposas. En otro experimento se liberaron mariposas marcadas en un bosque contaminado con hollín, pero se liberaron tres veces más mariposas claras que oscuras. Luego se recuperaron las mariposas pero sólo se encontró una mariposa clara y seis negras. Estos resultados sugerían fuertemente que estábamos en presencia de la selección de un gen que confería color negro por la presión selectiva del ambiente.

phalenes-du-bouleau
¿Quién tiene el mejor disfraz ahora?

En dos artículos publicados esta semana en Nature se describe que el “gen del color negro” apareció cerca de 1819 y se debe a la inserción de un elemento genético móvil llamado carb-TE que se insertó en el gen cortex, causando una mayor expresión del gen. Los autores desconocen el mecanismo exacto de cómo esto afecta al color de las alas, pero se trata de un hermoso ejemplo de selección en una escala temporal humana.

Anuncios

2 comentarios sobre “La r(evolución) de la mariposa del abedul

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s